I. Presentación, Justificación y Objetivos

PRESENTACIÓN

 

La Asociación Mexicana de Ciencias para el Desarrollo Regional A. C. (AMECIDER) y el Tecnológico Nacional de México, a través del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) con motivo de la celebración de sus 55 años de labores, coinciden en promover conjuntamente el 21° Encuentro Nacional sobre Desarrollo Regional en México en 2016, bajo el tema general: “El Desarrollo Regional frente al Cambio Ambiental Global y la Transición Hacia la Sustentabilidad”. Encuentro al que la presente Convocatoria está orientada en los términos que a continuación se presentan.

 

I. JUSTIFICACIÓN Y OBJETIVOS GENERALES

 

Los procesos de cambio ambiental global que en las últimas décadas han afectado al mundo, dentro de los que destaca el cambio climático pero que involucra también a otros igualmente importantes, como la contaminación de los océanos, la pérdida de biodiversidad, el incremento de la pobreza y de la desigualdad, han tenido repercusiones relevantes en el desarrollo regional, en distintos niveles. La pérdida o debilitamiento de recursos naturales como el agua, las tierras fértiles y los problemas de contaminación, han influido en el incremento de procesos migratorios, de abandono de ciertas actividades productivas, en el debilitamiento de economías locales y en las concentraciones urbanas no planeadas e insustentables.

 

En el caso de México, la problemática ambiental se expresa de distinta manera en las diversas regiones dependiendo en gran medida de los recursos disponibles y de las políticas públicas implementadas en cada una de ellas. Por ejemplo, en el centro y norte del país, la minería a cielo abierto y los procesos de industrialización que caracterizan a estas regiones, han dado lugar a problemas de contaminación y agotamiento de recursos que tienen ciertos impactos socioeconómicos, mientras que en el sur-sureste, la tala inmoderada de bosques, la explotación petrolera, la minería y la ganadería extensiva, así como el desarrollo turístico promovido por actores exógenos a las localidades rurales y litorales, entre otros procesos, se han reflejado en pérdida de biodiversidad, contaminación y agotamiento de acuíferos; además de, un mayor empobrecimiento de comunidades, debilitamiento cultural y ahondamiento de las brechas regionales. En este sentido el patrimonio biocultural, compuesto por las prácticas, saberes y creencias de las comunidades rurales tales como las de Yucatán, emergen como una alternativa holística para hacer frente a los efectos del cambio climático; como por ejemplo, la conservación in-situ de cultivos nativos por medio de la agroecología. Esta práctica ayuda a mitigar la pérdida de la diversidad genética que amenaza la seguridad alimentaria.

 

Sin embargo, el deterioro y agotamiento de los recursos naturales pone freno o limita las fuentes potenciales de desarrollo de las regiones en todos los niveles. La urgencia de definir líneas de desarrollo que favorezcan la recuperación de los servicios ambientales de los ecosistemas y que vayan más lejos que los compromisos contraídos en la 21 Cumbre Intergubernamental de Cambio Climático, a fin de garantizar condiciones de permanencia del ser humano en sus regiones, hace necesario integrar este debate de forma transversal en los ejes temáticos de nuestro 21º Encuentro Nacional de AMECIDER, e incluir múltiples intercambios de conocimientos y experiencias que contribuyan a la sustentabilidad. Ésta última, no sólo analizada desde aspectos de vulnerabilidad y adaptación a los cambios ambientales, sino también desde aspectos como desarrollo local y comunitario, equidad e inclusión, gobernanza, sistemas productivos y mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades. Los aportes conceptuales y empíricos generados localmente deberán ser la base para la generación de política pública que fortalezcan un desarrollo regional sustentable.